domingo, julio 31, 2011

Bolsa interinos y estabilidad laboral

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) en Andalucía y la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras (CCOO) en Andalucía han reiterado este jueves el rechazo al decreto de la Consejería de Educación por el que se ordena la función pública docente en la comunidad y que regula, asimismo, la selección del profesorado y la provisión de los puestos de trabajo docente, y solicitan a la Junta "la misma estabilidad laboral que pide el Gobierno central a las empresas privadas".
De esta manera, el presidente del Sector de la Enseñanza de CSI-F Andalucía, Francisco Hidalgo, ha explicado a Europa Press que el decreto "rompe con una dinámica consensuada entre la Administración autonómica y los sindicatos durante más de 20 años, que utiliza la experiencia laboral como criterio para ordenar la lista de interinos".
Además, ha asegurado que el sindicato se muestra en contra del actual sistema que "crea dos tipos de interinos, los que mantienen el sistema de 'tiempo de servicio' antes de 30 junio 2010, que solo son medidos por la experiencia; y aquellos que van aprobando oposiciones en años posteriores y no adquieren plaza en sistema por ver como se les aplica nota, formación y años de trabajo como criterios".
Hidalgo ha reiterado que están "en contra de que se haya acabado con el sistema de ordenar por 'tiempo de servicio' a los interinos", pues como consecuencia se "crean dos grupos". "No estamos cargando el principio de la experiencia docente", ha lamentado.
En conclusión, ha explicado que se trata de un sistema de "entrada y salida de personas a la bolsa" y ha abogado por "una estabilidad laboral, pues el Gobierno central se lo pide a las empresas privadas, CSI-F se lo solicita a la Junta de Andalucía".
Por otro lado, el secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO de Andalucía, José Blanco, ha mostrado a Europa Press su "desacuerdo" con el decreto y ha anunciado que en septiembre comenzarán una campaña propia de movilizaciones, porque "fruto del decreto cientos de personas se quedarán en la calle, y sobre todo, personas con experiencia". "El decreto provoca dos tipos de interinos y segrega el profesorado interino", ha lamentado.
En este sentido, la Junta de Andalucía ha resaltado este jueves que el decreto pretende "armonizar los años de trabajo y la experiencia con la calificación de la prueba". De esta manera, fuentes de la Consejería de Educación han asegurado a Europa Press que el Decreto 302/2010 "no pretende prescindir de las personas con experiencias en el sistema educativo y ni incentivar la precariedad, sino que la nueva normativa quiere tener en cuenta además de la experiencia, otros criterios como la calificación de la prueba de oposición". Vía. Diario Qué

viernes, julio 22, 2011

Plazo para oposiciones en educación en otoño

El plazo para los maestros que quieran presentarse a las oposiciones convocadas para otoño en la Comunidad de Madrid finaliza este sábado pues se cumple el periodo de 20 días hábiles que ha establecido la Consejería de Educación y Empleo para que los docentes presenten su solicitud, han informado a Europa Press fuentes del ramo.
   Se trata de una convocatoria con carácter especial pues además de estar marcada por el limitado número de plazas que habrá (489 para todas las modalidades), por primera vez se primará el mérito y la capacidad de los candidatos sobre la interinidad, tal y como ya avanzó el Gobierno regional.
   Para primar estos conocimientos, todas las pruebas de las fases de oposición tendrán carácter eliminatorio y se dará más valor a la primera prueba que realizarán, un ejercicio práctico establecido por la Comunidad de Madrid.
   Hasta ahora, la experiencia en centros educativos tenía más peso que la puntuación que los conocimientos o aptitudes pedagógicas. Madrid va a ser la primera Comunidad en aplicar el nuevo procedimiento en la selección de profesores valorando los conocimientos de las materias y su capacidad para transmitirlos.
   Las modificaciones que se van a llevar a cabo en Madrid en las oposiciones afectan sobre todo a la forma de puntuar. El proceso de selección cuenta con dos fases, la de oposición, con cuatro pruebas, donde se miden los conocimientos y aptitudes pedagógicas, y la de concurso, donde se valora la experiencia, la formación académica y otros méritos.
   Los aspirantes sumarán hasta 20 puntos en las pruebas de conocimiento y de aptitud pedagógica mientras que por interinidad el tope de valoración no superará en ningún caso los 10 puntos. Así, aumenta el peso relativo de los conocimientos de los candidatos (pasa del 60 al 66,6 por ciento), mientras que el de la parte que computa la experiencia disminuye desde el 40 por ciento hasta el 33,3 por ciento.
   Hasta esta reforma, los maestros interinos con 10 o más años de experiencia iniciaban el proceso de oposiciones con hasta el 40 por ciento de la puntuación total, lo que iban en detrimento del resto de aspirantes. Figar ha explicado que a partir de ahora se evitarán casos como que un interino con una puntuación de un 5 en conocimientos fuese seleccionado antes que un aspirante con un 10 pero sin antigüedad.
   El carácter eliminitario de todas las pruebas es otra de las novedades de este año. Si uno no obtiene la puntuación necesaria mínima, no podrá pasar al siguiente examen. Con estas modificaciones, Figar ha explicado que se busca equilibrar las valoraciones por los conocimientos y por la experiencia de los aspirantes y que, por lo tanto, carezcan de una excesiva ventaja los interinos.
   El orden y el porcentaje pasa por lo tanto a quedarse de la siguiente manera: Primero se llevará a cabo la fase de oposición, donde realizarán un ejercicio práctico establecido por la Comunidad de Madrid, que contará un 70 por ciento y cuya nota mínima para pasar a la siguiente prueba se ha situado en un 25 por ciento (se puede obtener de 0 a 7 puntos).
   La siguiente prueba, que también mide conocimientos, es la exposición de la unidad didáctica. Esta parte supone un 30 por ciento y también tiene el mínimo del 25 por ciento para aprobar (Se puede obtener de 0 a 3 puntos), mientras que la segunda parte de la fase de oposición pierde más peso, contará sólo el 30 por ciento, y la nota mínima para pasar a la última parte se ha establecido en el 50 por ciento (se puede sacar 3 puntos como máximo).
   Esta última prueba consiste en la unidad didáctica de la programación, un trabajo de unos 60 folios que el opositor se trae preparado. Puntúa un 70 por ciento y se puede sacar hasta 7 puntos. La media de esta fase será la que salga de las dos pruebas.
   En la fase de concurso, que pierde también peso, está por un lado el apartado de la experiencia, tanto en Educación Primaria como en otras etapas en centros públicos y en otro tipo de centros. Los opositores podrán conseguir en este apartado hasta 5 puntos sobre el total.
   Por primera vez, se establece una nueva baremación en formación académica y otros méritos, donde se pueden sacar hasta 5 ó 2 puntos adicionales, respectivamente. Así, se valorará si el opositor tiene premio extraordinario fin de carrera, si (para Educación Física) se ha sido deportista de alto rendimiento; o si se ha trabajado en una orquesta, para los candidatos de la plaza de Música.

NO SE INCORPORARÁN ESTE AÑO
   Figar ya explicó que los maestros que se presenten a la convocatoria de oposiciones que se celebran este otoño en la Comunidad de Madrid se incorporarán como docentes en los centros en el curso 2012-2013 pues hasta que termina el proceso de selección y se realizan las plazas pasan unos meses.
   "No darían clase en septiembre ni se incorporarán este curso", señaló Figar, al tiempo que explicó que hay un periodo de prácticas de seis meses, que son "periodos largos" y que, por lo tanto, los que obtengan su plaza en esta convocatoria estarán listos al cien por cien para dentro de dos cursos. Vía: Europa Press

viernes, julio 08, 2011

La adjudicación telemática de plazas se colapsa

El primer día de la apertura del acceso telemático a una de las plazas docentes en a Comunitat Valenciana que ayer sacó la Conselleria de Educación y a las que concurren 8.949 profesores interinos de Secundaria, Formación Profesional y Enseñanzas Artísticas o Idiomas se colapsó a media mañana más de una hora. El sistema no aguantó el flujo durante los primeros minutos en el que hubo cientos de aspirantes que se conectaron al mismo tiempo, según explicaron fuentes del sindicato CSIF.
"Lejos de seguir la recomendación de evitar entrar todos en avalancha a las 9 de la mañana, la ansiedad ha sido más fuerte y la gran mayoría de convidados ha entrado durante los primeros minutos. Esto ha hecho ralentizarse e incluso colgarse al sistema" aseguraron estas fuentes sindicales.
La novedad de esta convocatoria es poder restringir la provincia en todos los cuerpos docentes, como establece el Acuerdo de Profesorado Interino firmado en noviembre pasado entre la conselleria y los sindicatos. "De esta forma, el profesorado interino puede optar voluntariamente a plazas de una, dos o de la tres provincias del País Valencià" recuerdan desde el STE-PV.
En un principio, los informáticos de la conselleria han tenido que rectificar el programa ya que el sistema solo dejaba seleccionar centros de las provincias priorizadas en la fase A, puntualizaron en CSIF.

Recortes e información
Por su parte el STE-PV, que había realizado asambleas informativas entre el profesorado interino con la asistencia de más de 700 personas y reivindica el conocimiento previo de las plazas vacantes como en el sistema presencial como garantía de transparencia, se quejó ayer de que "el profesorado desconoce las vacantes a las que puede optar y solicita las plazas "a ciegas", a diferencia de las adjudicaciones presenciales que se hacían hace pocos años, en las que el profesorado interino conocía de antemano las plazas disponibles".
El STE-PV volvió a alertar, según los datos obtenidos a partir de una encuesta en los centros, de que "se prevé un segundo recorte de un millar de profesores y profesoras interinas que no tendrán puesto de trabajo el curso que viene". El sindicato instó a la conselleria a "poner fin a la política de recortes iniciada este curso porque no es la mejor manera de hacer frente a los índice de fracaso escolar que llega en casi al 40% en el País Valenciano. Si esta tendencia continuaremos movilizándonos".


Vía: El mercantil valenciano