domingo, octubre 03, 2010

La falta de formación deja vacantes 165 plazas de profesores bilingües

El bilingüismo ha pasado de ser una las principales apuestas educativas de la Junta de Andalucía a convertirse en uno de sus mayores quebraderos de cabeza. Si recientemente el PP-A denunciaba que en un centro de Almería los alumnos tenían que someterse a un sorteo para poder recibir las clases en inglés, ayer, el propio consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, reconocía la incapacidad del sistema educativo andaluz para dar respuesta a la implantación total de este método. 

De la Chica fue al grano: «Ni con todo el presupuesto, no sólo el de Educación, sino el de la Junta de Andalucía, se puede aplicar el bilingüismo, porque no hay profesores para ello». Es tal la falta de capacitación del profesorado andaluz en materia de idiomas que se han quedado vacantes 165 plazas de profesores bilingües de las 1.006 fijas y 1.524 provisionales que se ofrecieron para este curso. De hecho, «hemos tenido que buscar a uno de Educación Física en León», confirmó De la Chica, que señaló que habrá que diseñar una nueva estrategia para encontrar a los docentes, ya que se ha rastreado entre «todos los interinos posibles».

Para la Junta, la carencia de profesores bilingües no es nada nuevo y hay que buscar sus orígenes hace «quince o veinte años», cuando se debió realizar una previsión para cubrir las plazas en la actualidad. El consejero hizo un símil con el resultado de la Logse, que se implantó en 1990, y cuyos frutos se están recogiendo ahora. No se trata de un problema que sólo afecta a Andalucía, sino a toda España.  El consejero aseguró que en una reciente reunión en el Ministerio de Educación, las comunidades que más problemas presentaron para la implantación del bilingüismo fueron Navarra, la Comunidad de Madrid y la propia Andalucía.

Según Educación, el proceso debe ser escalonado y paulatino, ya que hay profesores que llevan muchos años ejerciendo y que no saben inglés «pese a que pueden ser buenos profesores de Historia o Matemáticas, a los que no se les puede quitar su plaza». Finalmente, se mostró satisfecho con el «efecto llamada» del bilingüismo, que ya se ha implantado en 762 centros, pues aseguró que los padres han perdido ciertas reticencias y ven cómo sus hijos «se adaptan perfectamente».

«Más consenso que recursos»
El consejero puso ayer de manifiesto que la actual situación de la Educación en la comunidad, en la que hay casi 12.000 alumnos que han comenzado las clases en caracolas y en la que no se cubren todas las plazas de bilingüismo, necesita «más que ninguna otra cosa consenso; más consenso que recursos», recalcó De la Chica, que insistió en la necesidad de buscar un gran acuerdo entre los distintos grupos políticos del Parlamento. De todas formas, quiso precisar que lo que realmente se necesita no es «un acuerdo de políticos, sino de política». En este sentido, recordó que en el último Pleno del Parlamento andaluz, la Cámara aprobó, con un gran apoyo, una iniciativa con la que se pretende mejorar la formación del profesorado. Ésta es la tónica que defendió el consejero, que sigue apostando por el «diálogo».
Vía: La Razón

No hay comentarios: