domingo, junio 21, 2009

Según los tribunales se necesitan más días para la realización de las oposiciones


Los integrantes de los tribunales de las oposiciones de maestro en la especialidad de Música, que desde ayer se desarrollan en Segovia, consideran imposible cumplir el plazo marcado por la Junta de Castilla y León para evaluar a todos los aspirantes con el rigor y la atención que se merecen. Las pruebas de selección deben concluir el día 10 de julio, pero los examinadores de Segovia solicitarán que se amplíe este plazo dos o tres días. Según explicaron los profesores de los tribunales ayer, al término de la primera prueba, su petición será trasladada el lunes a la Dirección Provincial de Educación para que sea estudiada. Argumentan que aun utilizando los sábados y haciendo jornadas de ocho de la mañana a nueve de la noche será difícil poder escuchar y evaluar las defensas de las unidades didácticas y las exposiciones de la programación de los cerca de 600 opositores que se han presentado en Segovia. Hay que señalar que este año todos los candidatos deben hacer todas las pruebas de la fase de oposición.Además, los examinadores entienden que también defienden los derechos de los examinados. “Somos humanos, no tenemos capacidades ilimitadas, y estamos examinando a personas que se están jugando un trabajo; creo que es injusto para ellos tener un tribunal agotado para valorar su intervención”, aseguraba ayer una de las personas que actúa en el proceso de selección.Sin agua y con abanicos Las aulas del instituto "Mariano Quintanilla" acogieron la primera prueba del concurso oposición convocado por la Junta de Castilla y León para cubrir 77 plazas de maestros de la especialidad de Música. Aunque habían sido convocados 651 aspirantes admitidos, finalmente se presentaron menos de 600 en los ocho tribunales de Segovia. Entre los que acudieron al examen había un joven que se va a casar en pleno proceso de oposición y temía que le coincidiera la ceremonia nupcial y la intervención ante el tribunal; y también una mujer que ha dado a luz esta semana y tuvo que dejar a su bebé a las puertas del aula. Ella fue una de las personas que sufrieron los efectos del calor y la falta de medios para combatirlos. Los examinadores aseguraron que tuvieron que abanicar a sus examinados porque en algunas aulas las temperaturas eran muy elevadas. Además hubo varios profesores que se quejaron de la falta de medios y dirigieron sus críticas a la Dirección Provincial de Educación. “No nos han dado ni agua, ni para nosotros ni para los que se examinan, aunque lo hemos pedido”, señalaron varios integrantes de los tribunales que también se quejaron de disponer de un único ordenador para enviar los datos.
Vía: El Adelanto
Ejemplos de programaciones didácticas en:

No hay comentarios: