viernes, septiembre 14, 2007

Arranca el curso escolar entre críticas por la falta de docentes


Fin de las vacaciones para 1.135.000 niños catalanes. El curso escolar empezó ayer en Cataluña con 31.000 alumnos más que en 2006 y con un paquete de novedades de hondo calado. El ejercicio que se inicia viene marcado por la implantación de la asignatura de Educación para la Ciudadanía en el tercer curso de Educación Secundaria Obligatoria, la posibilidad de realizar en los centros una tercera hora semanal de castellano o el comienzo de un plan para fomentar el conocimiento del inglés en las 486 escuelas.
En Barcelona, el inicio del año curricular se escenificó en la escuela Casas, situada en el barrio del Clot. Allí, el conseller de Educación Ernest Maragall y el alcalde Jordi Hereu quisieron recalcar la «normalidad» con la que empezaron las clases en los casi 3.000 centros de enseñanza del territorio catalán. Asimismo, el titular de Educación manifestó que el objetivo es alcanzar «la mejor educación de Europa» así como la «calidad del sistema educativo».
A pesar de las cantos al tedio por parte de ambos dirigentes, la jornada no se enmarcó en la rutina habitual. Cinco centros escolares registraron incidencias que impidieron a los maestros impartir las primeras lecciones, cuatro de ellos en la demarcación de Girona. El IES Narcís Monturiol de Figueres, el CEIP Pla de Dalt de Olot, el CEIP Talaià de la capital gerundense y el IES Baix Empordà de Palafrugell no pudieron empezar las clases debido a que aún colean las obras de mejora en estos centros. La misma situación se vivió en el CEIP Agustí Bartrà de Terrassa (Barcelona).
Maragall confirmó que la situación en los cinco colegios estará totalmente normalizada el lunes.
Faltan unos 300 profesores
La jornada no sólo se tiñó de excepcionalidad por estas puntuales afectaciones en la red de escuelas. El Sindicato mayoritario en el sector, Uste-Stes, denunció que en el primer día del curso escolar había centenares de plazas de maestros sin cubrir.
Concretamente, la agrupación quiso evidenciar vacantes en puestos de media jornada, sustituciones de otros profesores y en especialidades como la música el inglés. El sindicato cifró el déficit de plazas en unas doscientas en la demarcación de Barcelona, cien de ellas sólo en la comarca del Maresme y otras noventa en la demarcación de Girona.
«En el primer día de vuelta al colegio, hay centenares de profesores que no están en su puesto de trabajo», afirmó Rosa Cañadell, portavoz de Ustec. Cañadell achacó la escasez de docentes a la «falta de planificación y recursos» por parte de la conselleria, ya que se ha retrasado la incorporación de interinos a estos puestos, provocando los huecos en las plantillas. Además, alertó que la bolsa de interinos cuenta con pocos efectivos, lo que puede originar problemas a la hora de susbtituir a docentes enfermos. Poco antes, sin embargo, el conseller de Educación Ernest Maragall había minimizado el problema, anunciando que «el próximo lunes no habrá ninguna vacante que cubrir».
Además de destacar las deficiencias en el sistema de adjudicación de plazas , el sindicato Ustec cargó contra la proliferación de módulos prefabricados. Para la portavoz del sindicato, Rosa Cañadell, la existencia de 802 barracones en las escuelas catalanas evidencia la «precariedad del sistema educativo y la masificación en los centros».
Protesta en Sant Jaume
Otros sindicatos aprovecharon el inicio del curso escolar para denunciar las condiciones de los docentes que atienden a niños de 0 a 3 años. UGT y Comisiones Obreras reunieron un cerca de un centenar de personas en una concentración ante el Palau de la Generalitat, para denunciar las condiciones laborales de los trabajadores de las guarderías privadas.
Según las centrales sindicales, este colectivo, compuesto por unas 3.000 personas, suele realizar jornadas laborales superiores a ocho horas con salarios muy inferiores a los mil euros. La conselleria, por boca de su titular Ernest Maragall, había transmitido horas antes que las condiciones de trabajo del sector «no competen a la Generalitat, al tratarse de relaciones bilaterales entre trabajadores y empresarios».
Contra lo que pudiera parecer, el arranque 2007-2008 ha movilizado a un contingente de maestros récord, con cerca de 81.000 docentes en los colegios públicos y concertados. Esta cifra significa que en las aulas habrá unos 6.800 profesores más que en 2006.

Vía: abc
Temarios gratis en

No hay comentarios: