jueves, octubre 13, 2005

Las Humanidades, un filón aún por explotar para crear empleo

Las carreras de letras, las Humanidades, ya no son esa opción de escaso futuro por la que optaban muchos estudiantes que ponían sus miras laborales básicamente en la docencia o en unas oposiciones, con muchas papeletas para terminar directamente en la cola del paro. La Universidad de Cádiz acaba de poner en marcha la segunda convocatoria de ideas denominada Humanidades-Empresa, cuya finalidad es precisamente que los estudiantes aporten proyectos relacionados con su formación pero que puedan plasmarse en la creación de una empresa.
El año pasado se convocó la primera edición de este proyecto y resultaron premiadas una decena de ideas, cuyos autores, además de recibir una ayuda económica en el caso de los tres primeros puestos, tuvieron acceso a una formación especializada en el instituto San Telmo de Sevilla. En esa ocasión se presentaron a la convocatoria 36 proyectos empresariales, la mayoría de ellos relacionados con campos como el turismo con propuestas de creación de empresas para la realización de rutas especializadas en campos como el flamenco, la arqueología o el Carnaval, la puesta en marcha de una guardería especializada en literatura infantil o la enseñanza de idiomas para invidentes.
En la presentación celebrada ayer en el Salón de Grados de la Facultad de Filosofía y Letras estaba presente la autora de uno de los proyectos ganadores del año pasado. Almudena Torres transformará en breve su idea en una empresa con todas las de la ley, dedicada a la oferta de servicios de idiomas a las empresas con facilidades como el alojamiento de los empleados, por ejemplo. Esta estudiante destacaba la importancia de la formación especializada recibida, ya que como dijo "para crear una empresa no sólo hace falta dinero sino que hay que estudiar y preparar muchos otros aspectos".
En la presentación de esta segunda convocatoria Humanidades-Empresa estaban presentes también el vicerrector de la UCA, Gabriel García Rojas, el decano de Filosofía y Letras, Manuel Arcila, el director de la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI), Joaquín Moreno Marchal, y Julio César Fernández en representación de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía. Acudió también José Berasaluce como representante del Foro de Emprendedores del Sur (Fesur).
Joaquín Moreno definió la iniciativa como la búsqueda de "un golpe de creatividad" en la UCA, una idea que surgió en el transcurso de unos encuentros entre universidad y empresa. Como novedad para este año cabe destacar que la convocatoria no es sólo para ideas, sino también para proyectos empresariales. El plazo para las primeras estará abierto hasta el próximo 21 de noviembre mientras que los proyectos se podrán presentar hasta el mes de junio de 2006. Todas las propuestas se pueden entregar en la facultad de Filosofía y Letras, en el Rectorado o en el registro de cualquier otro centro de la UCA. Podrán participar alumnos o ex alumnos de la universidad que propongan un proyecto empresarial innovador dentro del área de las Humanidades. Los premios para las tres ideas ganadoras serán de 500, 400 y 300 euros mientras que los proyectos ganadores estarán dotados con 1.200, 800 y 400 euros.
Para el decano de Filosofía y Letras "se trata de incentivar a los alumnos y hacerles ver que hay otras salidas profesionales a las oposiciones o la educación, hay todo un campo sin explorar con muchas ideas que tienen que ver con la Historia, la Filología o la Cultura que aún están por trabajar. La sociedad demanda este esfuerzo por parte de los alumnos de letras", dijo. Los estudiantes que cursan Humanidades en la UCA suponen un 14 por ciento del total.
En palabras del vicerrector de la UCA "los alumnos de Filosofía y Letras son los más adecuados para organizar el caos y vertebrarlo, el mundo actual se caracteriza por la comunicación y la información y con este concurso tratamos de descubrir a los alumnos su potencial creativo. Los problemas de la sociedad no se solucionarán sólo con la tecnología", dijo.
José Berasaluce, desde Fesur, destacó la importancia de aprovechar el patrimonio histórico y cultural de Cádiz para la creación de empresas y proyectos innovadores, una demanda que está pidiendo a gritos el turismo que se acerca hasta esta zona y que busca algo más que sol y playa. "Si no aprovechamos nosotros estos recursos vendrán otros de fuera y lo harán ellos. Todo puede ser una fuente de negocios y mucho más la riqueza cultural que hay en esta zona".
Finalmente, por parte de la Consejería de Innovación, su representante destacó que la Junta acaba de establecer como sector preferente para ayudas la industria cultural. "Tenemos unos recursos que hay que poner en valor y en funcionamiento, hay toda una oferta complementaria de turismo que hay que aprovechar", dijo.
La iniciativa de la UCA se enmarca en el programa Human, concedido por el Ministerio de Educación el pasado año.

Fuente: Diario de Cádiz

No hay comentarios: