viernes, septiembre 30, 2011

Encerrados en la catedral

MÁLAGA . Los maestros interinos mantienen su incesante labor de protesta contra el decreto 302 que, según dicen, les discrimina y humilla. Ayer intensificaron sus críticas protagonizando un encierro indefinido en la Catedral de Sevilla, donde se encuentran una veintena de docentes de toda Andalucía, entre ellos tres de Málaga, para exigir que se derogue esta norma que regula la función pública docente y que ha provocado que medio millar de maestros hayan perdido su puesto de trabajo.
El decreto prima ahora la nota que cada aspirante obtenga en el concurso oposición sobre el tiempo de servicio y la experiencia acumulada. Además, según critican los interinos, crea agravios entre quienes trabajaron antes de junio de 2010, cuando entró en vigor esta nueva norma, y los que lo hicieron después. La bolsa de trabajo, del mismo modo, se ordena a partir de la calificación conseguida a partir de esta fecha.
Sergio González, portavoz de los maestros encerrados desde ayer en el primer templo hispalense, explicó que este decreto, aprobado por la Consejería de Educación con el apoyo único de UGT y el rechazo de los demás sindicatos representados en la mesa sectorial de educación, «nos deja en la calle, por eso luchamos por que todos seamos ordenados en las bolsas por tiempo de servicio como criterio único». Todos los maestros que protagonizan este encierro son integrantes de la creada Plataforma de Opositores contra el decreto 302. Se han organizado en turnos de 48 horas para que la concentración sea permanente, por lo que con las distintas rotaciones, según González, podrían pasar por la Catedral unos 200 profesores que se sienten perjudicados por este nuevo decreto. Vía: La opinión de Málaga

jueves, septiembre 15, 2011

Educación convoca 69 vacantes para interinos en colegios e institutos

Asturias. La convocatoria para cubrir de vacantes docentes en los centros de educación de Oviedo llega con el curso ya empezado. La Consejería de Educación publicó ayer la oferta para los aspirantes a cubrir las interinidades en colegios e institutos de toda Asturias. En Oviedo hay 69 vacantes, 30 en Infantil y Primaria y 39 en Secundaria. 

La resolución de la convocatoria llega con las clases ya en marcha, desde el lunes en los primeros niveles de enseñanza, y a partir de hoy en la ESO y Bachillerato. A falta de los datos oficiales que la Consejería de Educación suele hacer públicos al inicio de las clases y atendiendo a las cifras del año pasado, hoy se incorporarán a las aulas de Secundaria en torno a seis mil niños, de entre 12 y 16 años. El curso pasado, según los datos del Consejo Escolar Local, estudiaron en ese nivel en Oviedo 6.630 alumnos. 

En la oferta de la Consejería, colgada ayer a última hora de la mañana en su página institucional en internet, figuran doce plazas de profesorado de Educación Infantil y siete de Primaria. 

Hay once plazas de Inglés, las vacantes más numerosas, por cubrir, además de cuatro de Pedagogía Terapéutica, cuatro de Biología, dos de Griego, otras dos de Geografía e Historia, las mismas de Lengua y Literatura, entre otras. 

Los institutos concentran el mayor número de vacantes, a la cabeza está el Pérez de Ayala, en Ventanielles, con ocho vacantes a jornada completa en las especialidades de Geografía e Historia, Matemáticas, Inglés, Educación Física, Orientación Educativa, Economía y Pedagogía Terapéutica; el Doctor Fleming tiene seis, y el Monte Naranco, también, y el de La Corredoria, tres. 

Entre los colegios de Infantil y Primaria es el de La Corredoria el que acumula más vacantes, cuatro a tiempo completo y otra más a media jornada en tres especialidades distintas -Infantil, Inglés y Primaria. 

Además de las vacantes en institutos y colegios, la Consejería de Educación ha convocado plazas vacantes en el centro integrado de Formación Profesional de Cerdeño (3), en la Escuela Oficial de Idiomas (3), en el Centro Profesional de Música (9), en el Conservatorio Superior «Eduardo Martínez Torner» (9) y en los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógica (EOEP) auditivos (2) y motóricos (2). 
Fuente: La Nueva España

jueves, septiembre 08, 2011

Los profesores aseguran que son necesarios hasta 3.500 docentes para asumir el aumento de alumnos

Los sindicatos de profesores catalanes CC.OO., USTEC·STEs y UGT han asegurado este jueves que la Conselleria de Enseñanza de la Generalitat debería haber contratado hasta a3.500 docentes para asumir el aumento de 21.000 alumnos en la enseñanza pública estecurso.

En rueda de prensa, la portavoz de USTEC·STEs, Rosa Cañadell, ha explicado que en 2011-2012 debería haber una plantilla de unos 70.000 docentes en lugar de los 67.064 actuales, con un aumento de 3.500 profesores para compensar el aumento de alumnos.

"Si para su previsión de incremento de 15.000 estudiantes nos ofrecían 1.800 profesores más, para el aumento real de 21.000 son necesarios 3.500", ha dicho Cañadell, quien además ha defendido que para cubrir las casi 1.800 jubilaciones de maestros no se ha contratado a nadie, sino que estas vacantes han salido del aumento de horas de trabajo en el resto de la plantilla y de la supresión de la sexta hora, entre otros.

Precisamente, de las personas que aprobaron las oposiciones --1.245 plazas ofrecidas--, 565 ya eran interinas y ocupaban vacantes en el sistema, por lo que las oposiciones han significado la incorporación de 783 profesores para un volumen de jubilaciones de 1.800, han defendido.

También la secretaria de Educación de CC.OO. de Catalunya, Montse Ros, ha estimado que el sistema necesitaría haber incorporado este curso unos 2.000 profesores para absorber a los nuevos estudiantes que engrosarán el sistema, una cifra --de 2.500-- que también ha defendido UGT en un comunicado.

De hecho, Ros ha precisado que deberían ser 5.600 profesores si se tiene en cuenta la "congelación" de las plantillas en los últimos tres cursos, en los que se han incorporado a la enseñanza unos 70.000 nuevos estudiantes, ha concretado.

En una encuesta realizada por CC.OO. al 30% de los colegios públicos de Catalunya, el 60% asegura haber visto reducida su plantilla: "Esto contradice lo que la Conselleria está continuamente afirmando", ha sostenido el portavoz de CC.OO. de Catalunya, Ángel García, que ha remarcado que esta situación también afecta a los colegios que ofrecen la sexta hora.

Concretamente, los colegios consultados han explicado que en sus centros se han reducido entre 0,5 y dos profesores, siendo en mayoría de los casos un docente.

En cuanto a los interinos, según los cálculos de CC.OO., la Conselleria ha prescindido de unos 460 puestos de trabajo este curso en contra de las declaraciones de Rigau, que ha insistido en que no se ha echado a nadie: los cálculos del sindicato se basan en una encuesta realizada a más de 1.500 interinos y substitutos, de los que 460 --el 29%-- han asegurado que para este curso 2011-2012 todavía no han sido nombrados para trabajar, mientras que el curso pasado sí que tenían empleo.

García ha asegurado que la Conselleria cuenta como plantilla a medias dotaciones de profesores, cuando en la plantilla se cuentan las personas, ha dicho Garcia, que ha añadido: "Eso es jugar a ser trilero".

Asimismo, el 51% de los profesores interinos consultados por CC.OO. han asegurado que cada año se les asignan menos horas de trabajo, algo de lo que ya avisó la consellera Rigau en la rueda de prensa de inicio de curso. Vía: La Vanguardia.

lunes, septiembre 05, 2011

Más alumnos por aula



El curso escolar arranca la próxima semana en Canarias, con ciertas dudas aún por resolver. Frente a las buenas noticias que sorprenden con libros y material escolar gratuitos, que sin duda son todo un avance, se encuentran muchas cuestiones sin responder como la convocatoria o no de oposiciones para el personal docente en 2012 o si las más de 10.000 personas que han quedado fuera de los ciclos de Formación Profesional conseguirán al fin un pupitre o si se conseguirá disminuir la alta tasa de abandono escolar. Los sindicatos advierten además que este curso habrá un 10% más de alumnos por aula.

De momento, el consejero de Educación, José Miguel Pérez, asegura que se cubrirán las sustituciones de las bajas de los profesores en lo "que queda de año" y ya se había garantizado antes los puestos de los interinos. Aunque no habrá recorte de profesores, según Educación, todo indica que este curso seguirá la tendencia al aumento del número de alumnos en todos los niveles educativos. 

La Consejería de Educación asegura que hasta que no se acabe el proceso de cierre de los grupos escolares, y el nombramiento del profesorado, no puede facilitar datos. Un reflejo del aumento del alumnado son las matrículas de bachillerato para este curso 2011/2012, con un incremento de casi 1.000 estudiantes que hay que añadir a los 27.082 del pasado curso. La crisis ha provocado un crecimiento también en la demanda de los ciclos de Formación Profesional, que se han visto desbordados. Pero no es lo único al alza. Aunque desde la Consejería de Educación no se habla de aumento de las horas lectivas del profesorado como ha ocurrido ya en comunidades como Madrid y Castilla-La Mancha, lo cierto es que ya son muchos los maestros y profesores que aseguran que se dará un aumento de dos horas diarias a su jornada habitual.

Por otro lado, aumenta también, según los sindicatos, la ratio alumno-profesor en un 10% de alumnos más por aula, lo que para los sindicatos irá en detrimento de la calidad educativa. Esta falta de profesorado conlleva además una dificultad añadida a la hora de atender personalmente a cada alumno, incluso a aquellos que necesitan una atención especial porque van retrasados con alguna materia. Para este curso escolar se han eliminado las clases de apoyo y también los cursos flexibles. El no poder dividir a los alumnos en diferentes etapas, ni en primaria ni en secundaria, en áreas tan importantes como Lengua o Matemáticas redundará, una vez más, en contra de los aprendices, según han informado los sindicatos.

En Canarias el curso 2010/2011 contó con 968 profesores menos que el 2009/2010. Un total de 22.040 profesores que tuvieron que enseñar y atender a más de 26.000 alumnos. Son los datos los que alarman a profesores, sindicatos y familias ya que el número de alumnos ese mismo año aumentó un 2,1%, 5.600 alumnos más que el curso anterior.

Los gastos en los hogares estos meses con la preparación del inicio del curso escolar, aun teniendo a los niños en colegios públicos, aumentan de manera considerable. Libros, material escolar y ropa se vuelven compras indispensables en esta época. Este año las familias gastarán más que en años anteriores. Los padres con niños en Primaria invertirán un mínimo de 150 euros por hijo. Los que tengan hijos en Secundaria alcanzarán los 300 euros. Y los que tengan que pagar material para Bachillerato rondarán entre los 350 y los 400 euros de media. 

Medidas ante la crisis

Los ocho millones de euros destinados para financiar los libros y el material en los centros sostenidos con fondos públicos mitigarán las ansias de mantener a una familia entera con apenas 400 euros de ayuda. Las tarjetas y el importe para la compra de dicho material dependen del año que curse el alumno. En el caso de un niño de primero y segundo de Primaria, al progenitor se le recargaría la tarjeta con 100 euros para la compra del material, el cual es fungible y necesita ser renovado anualmente. Un niño que curse primero de la ESO recibiría 135 euros. Otros cursos como tercero y cuarto reciclan los libros de alumnos anteriores.

La falta de información por parte de las administraciones públicas no ayuda a aclarar un inicio de curso que se vaticina tranquilo en comparación con el resto del país pero, aun así, plagado de quejas y escasez de recursos, tanto humanos como materiales. Aun con todo, parece que este año, tras el batacazo del informe PISA, se han tomado en serio el trabajar por mejorar la educación, tanto en calidad como en cantidad. Solo queda que los resultados muestren ese esfuerzo y se transforme en una constante.

jueves, septiembre 01, 2011

Rebelión contra el recorte educativo

La educación que políticos de todo signo enarbolan como salvavidas de la crisis no se libra de recortes. El curso pasado fueron los sueldos, las becas, la formación del profesorado o las actividades extraescolares las que sufrieron un tijeretazo de más de 2.000 millones de euros en toda España. El que comienza dentro de una decena de días —la fecha varía en función de la comunidad— llegará con tajos en los presupuestos de casi todas las consejerías de educación. El profesorado de cuatro autonomías —Madrid, Galicia, Castilla-La Mancha y Navarra— está en pie de guerra por el recorte de las plantillas y el aumento de horas lectivas. Y también padres y directores, que creen que se resentirá la calidad de una enseñanza, que ya soporta una tasa de fracaso escolar que supera el 30% y queda siempre por detrás del puesto 30 en todos los Informe Pisa, a la altura de Turquía.



No ha comenzado el curso y ya hay convocadas huelgas y días de brazos cruzados, los sindicatos planean manifestaciones de ámbito nacional y existen amenazas de dimisión de directores de institutos. El profesorado, más allá de una queja laboral, argumenta que esta forma de recorte, la que les hace dar más clase por el mismo sueldo o por un pequeño plus, merma la calidad de la enseñanza y no les permite dedicar tiempo suficiente a labores organizativas, a preparación de clases y a atención a los alumnos.
La Xunta de Galicia inició esta senda cuando en junio pasado anunció que los maestros pasarían de tener 21 a 25 horas lectivas —que no laborales, estas ascienden a 37,5, aproximadamente igual que en toda España— por semana. Iniciativas similares han prendido en otras comunidades con gobierno conservador. En julio se sumaron Madrid y Navarra y ayer Castilla-La Mancha con un anuncio de su presidenta, María Dolores de Cospedal, que va a aumentar dos horas semanales. Pretende ahorrar 28 millones suprimiendo centros de formación de profesores y otros 111 millones en personal.
La medida tiene un efecto sobre el empleo, que es precisamente de donde viene el ahorro. Las horas extra que dan los funcionarios no las tienen que impartir los interinos. La Consejería de Educación madrileña calcula un gasto de 80 millones de euros menos gracias al recorte de dos horas lectivas y la supresión de una hora semanal de tutoría con los alumnos y otra en la que los docentes responsables de cada clase se reunían para poner en común la evolución educativa y a planificar. Vía: El País.